jueves, 28 de enero de 2010

INFECCIONES Y PERFORACION INTESTINAL

Un porcentaje importante de los casos de abdomen agudo son secundarios a perforación intestinal. El diagnóstico y tratamiento oportunos disminuyen la morbimortalidad. La solución de continuidad de la pared gastrointestinal ocasiona contaminación intra-abdominal con peritonitis o formación de absceso. El tipo y grado de contaminación peritoneal depende del sitio, tamaño y duración de la perforación, así como del estadio fisiológcio, incluyendo el momento de la útima comida, enfermedades coexistentes y la presencia o ausencia de un íleo u obstrucción intestinal con proliferación bacteriana. Estos factores afectan el grado y tipo de contaminación bacteriana. El sitio anatómico de la perforación afecta de manera significativa el tipo y magnitud de la contaminación.

La composición de la microflora gastrointestinal es muy variable. La flora gástrica está compuesta por levaduras, bacterias aerobias (Staphylococcus, Streptococcus, Haemophilus) y anaerobias (Bacteroides, Veillonella, Bifidobacterium). Los anaerobios gástricos sobrepasan los aerobios en más de 1000 veces. La frecuencia relativa de aerobios incrementa progresivamente a lo largo del intestino delgado; en íleon terminal predominan los aerobios gran-negativos. La carga y composición de la microflora cambia abruptamente entre el íleon terminal y el colon. Los anaerobios de colon superan a los anaerobios por un factor de 1000 predominando Bacteroides, Bificobacterium, Eubacterium, Clostridium, Lactobacillus, Fusobacterium y una variedad limitada de anerobios gran-positivos.

Todas las causas de perforación gastrointestinal implican una pérdida de la integridad gastrointestinal y la liberación de contenido intraluminal a la cavidad peritoneal, normalmente estéril. Las causas se pueden categorizar en:

  • Perforación por cuerpo extraño penetrante
  • Obstrucción intestinal extrínseca
  • Obstrucción intestinal intrínseca
  • Pérdida directa de la integridad de la pared intestinal sin perforación por cuerpo extraño (úlcera péptica, enfermedad de Crohn, síndrome de lisis tumoral).
  • Isquemia gastrointestinal
  • Infección

Muchos microorganismos se han asociado con perforación intestinal incluyendo Clostridium difficile, Salmonella typhi, Mycobacterium tuberculosis y Citomegalovirus. Aunque una infección puede dar lugar a la perforación gastrointestinal en cualquier huésped, es más frecuente en pacientes inmunocomprometidos, desnutricos o críticamente enfermos. La lesión varía en severidad dependiendo de la virulencia del germen. Se han descrito como factores de riesgo para perforación intestinal en pacientes con fiebre tifoidea a una duración corta de los síntomas, tratamiento antibacteriano inadecuado y la preencia de leucopenia. Organismos bacterianos como C. difficile y S. typhi producen toxinas que contribuyen al insulto patológico a la pared iintestinal. La fisiopatología de la perforación incluye inflamación severa que da lugar a íleo, dilatación intestinal y pérdida eventual de la integridad de la pared.

BIBLIOGRAFIA

1.- Hayetian F.D., Read T.E., Brozovich M., et al: Ileal perforation secondary to Clostridium difficile enteritis. Arch Surg 141. 97-99.2006;

2.- Hosoglu S., Aldemir M., Akalin S., et al: Risk factors for enteric perforation in patients with typhoid fever. Am J Epidemiol 160. 46-50.2004;

3.- Koss K., Clark A., Sanders D.S.A., et al: The outcome of surgery in fulminant Clostridium difficile colitis. Colorectal Dis 8. 149-154.2005;
4.- Nishii T., Rno Y., Ando K., et al: Successful treatment of multiple small- bowel perforations caused by cytomegalovirus in a patient with malignant lymphoma: report of a case. Surg Today 36. (10): 930-933.2006;
5.- Ara C., Sogutlu G., Yildiz R., et al: Spontaneous small bowel perforation due to intestinal tuberculosis should not be repaired by simple closure. J Gastrointest Surg 9. (4): 514-517.2005;
6.- Megarbane B., Resiere D., Ferrand J., et al: Difficulties in assessing cytomegalovirus-associated gastric perforation in an HIV-infected patient. BMC Infect Dis 5. (1): 28.2005;
7.- Kouame J., Kouadio L., Turquin H.T.: Typhoid ileal perforation: surgical experience of 64 cases. Acta Chir Belg 104. (4): 445-447.2004;
8.- Chamberlain R.S., Atkins S., Saini N., et al: Ileal perforation caused by cytomegalovirus infection in a critically ill adult. J Clin Gastroenterol 30. (4): 432-435.2000;

No hay comentarios:

Publicar un comentario